Descubriendo el viaje Descubriendo el viaje

Las Hot Water Beach
en la isla norte de Nueva Zelanda

Una de las razones principales por las que se visita Nueva Zelanda es para explorar tesoros naturales nunca vistos antes. Ejemplos son las zonas activas geotermales en Rotorua, las cuevas luminosas de Waitomo o los jacuzzis naturales que puedes crear a pie de playa. De esto último va nuestra primera entrada en descubriendo el viaje, de la Hot Water Beach.


¿Y qué es eso de la Hot Water Beach?


Digamos que es una playa geotérmica. Esto significa que, debajo de la arena, existen fuentes termales subterráneas que brotan a la superficie cuando baja la marea. Esto se traduce en áreas a poca profundidad a lo largo de la playa donde se encuentra agua caliente que puede llegar hasta los 60 grados centígrados.


¿Dónde puedo encontrarlas?


La Hot Water Beach más popular es la que se encuentra en la península de Coromandel, en la región de Waikato (en la isla norte). Es una atracción muy popular entre locales y turistas tanto en invierno como en verano, lo que hace que haya bastante gente la mayoría del tiempo.

Sin embargo, este fenómeno no solo se da en esta península. Hay otras áreas menos conocidas con el mismo potencial. Nosotros fuimos a la región de Kawhia (pronunciado Kafía), cerca de Waitomo. El camino hasta allí es digno de mención: carreteras sinuosas rodeadas de flora y fauna de todo tipo terminando con el mar a tu izquierda.


Cavando nuestro propio jacuzzi con unas vistas increíbles @rosfom #hotwaterbeach #cavarcavar #momentodeldia

A post shared by Descubriendo El Viaje (@descubriendoelviaje) on


¿Cómo llegar a la Ocean Beach en Kawhia?


La verdad es que el procedimiento no tiene mucha ciencia, pero siempre va bien preguntar a locales para que te den algunas pautas. A nosotros nos ayudó mucho la dueña de la gasolinera Oparau Roadhouse. Fue tan maja que hasta nos dejó palas para cavar.

Lo esencial es mirar a qué hora va a ser la marea baja de ese día, e ir una hora antes o después. La nuestra se daba a las 11:00AM y a las 10:00AM ya estábamos en la playa cavando. También es importante no apresurarse. En cuanto llegas ves hoyos de otra gente y el instinto te pide empezar a cavar al lado…¡ERROR! Nosotros con la emoción empezamos a cavar en zonas que, después aprendimos, estaban muy lejos de las placas.

El truco está en esperar a que la marea esté bastante baja e ir andando despacio por la playa sintiendo la temperatura de la arena. Mejor aún, si hundes un poco los pies en las zonas que sientes la arena más caliente te ayudará a diferenciar si el calor viene del sol o de la terma subterránea. Sabrás que has encontrado tu hueco cuando el agua que sientes bajo tus pies está BASTANTE CALIENTE, nosotros cuando lo encontramos no podíamos mantener los pies dentro ni 3 segundos.

Una vez lo encuentras, ¡a cavar! Y ya lo haces tan grande como quieras .

Es una experiencia divertida, low-cost y placentera, que te permite conocer gente y disfrutar de perlas naturales dignas de este maravilloso país. !100% recomendado!

¿Te ha gustado?, ¿quieres saber algo más?. Escríbenos un comentario