Descubriendo el viaje Descubriendo el viaje

The Catlins

El impresionante sur de Nueva Zelanda


En Nueva Zelanda es importante salirse del “camino marcado” y perderse por las diferentes carreteras o senderos. Te pierdas por dónde te pierdas, nunca defrauda. Por este motivo, después de visitar el maravilloso, pero también turístico, Milford Sound decidimos seguir hacia el sur, rumbo a The Catlins.

Habíamos oído hablar anteriormente de esta zona, pero nadie nos la recomendó especialmente. Muchos comentaban lo mal que estaba la carretera o el mal tiempo (sobre todo el viento) que suele hacer ahí. Sin embargo, parecía que todo el mundo estaba de acuerdo en una cosa: The Catlins era el mejor sitio para ver animales salvajes en su hábitat natural. Y nosotros, como buenos fans de la naturaleza que somos, no podíamos obviar este destino.

Camino a The Catlins desde Milford Sound

Ya por el camino empezamos a degustar la riqueza de esta zona. Volviendo de Milford Sound y antes de llegar a Invercargill, paramos en The Monkey Island y Gemstone beach. La primera es una mini isla a la que sólo se puede acceder en marea baja que se utilizaba antaño para avistar ballenas. La verdad es que la zona tiene mucho encanto, es muy relajada y esporádicamente puedes ver delfines alrededor. Pero si hay que elegir, nos quedamos con Gemstone beach. Sin esperar nada, paramos en esta pequeña playa a comer, y vimos a un montón de gente caminando por la costa. Ya con el estómago lleno, nos acercamos al borde del mar y, para nuestra sorpresa, vimos miles de piedras de todos los colores. Al parecer, esta playa es conocida por albergar piedras semipreciosas como jaspe, zafiro, idocrasa o epidota. El tipo y cantidad de piedras que alberga va cambiando según la marea, hecho que hace que varíe cada día.


Gemstone beach Catlins

Gemstone beach en la región de Catlins


¿Por qué es obligatorio visitar The Catlins?
(en nuestra humilde opinión)

También conocido como la "hidden gem" o "la joya escondida" de Nueva Zelanda, The Catlins está situado en la parte más meridional de la isla sur, entre Invercargill y Kaka Point. Es una zona de contrastes, con lagos escondidos, varias cataratas e increíbles playas. También es hogar de numerosas especies de animales, entre los que destacan leones marinos, focas, pingüinos y delfines. Para disfrutar de esta zona en su plenitud hay que tomar la Southern Scenic Route, que te lleva a la primera parada de esta ruta, Fortrose.

Aquí os dejamos el mapa que te dan en los puestos de información con todas las paradas que se pueden hacer. Normalmente la gente se queda entre uno y dos días pero a nosotros nos gustó tanto la zona que nos quedamos cuatro. Para no eternizarnos con el post, hablaremos de nuestros sitios favoritos, pero dejar claro que toda la ruta en sí merece muchísimo la pena.


Mapa The Catlins Sur Nueva Zelanda

Crédito de este mapa a la página oficial de la región

¿Qué animales puedes ver en Catlins?

Como ya hemos comentado antes Catlins es uno de los mejores lugares de Nueva Zelanda para ver animales únicos de la región en su hábitat natural. Aunque no lo creáis, en esta zona podeis ver una de las especies más raras del mundo de delfines (los Hector Dolphins), la segunda especie más rara de pingüinos (los Yeloow-eyed Penguins) y una especie muy particular de leones marinos. Atentos si vais por aquí que vamos a contaros exactamente donde podéis encontrarlos.

Para ver leones marinos: Waipapa Point y Surat Bay

En Waipapa Point puedes encontrar alrededor del faro paneles informativos con historia de la zona y de un navío que naufragó cerca. También hay bastante información acerca de los Hooker’s sea lions, los leones marinos que suelen descansar en esta zona. Gracias al buen tiempo pudimos ver a dos tomando al sol, ¡aunque ellos ni se inmutaron con nuestra presencia!. Aunque quizás nuestra mejor experiencia con estos animales fue en Surat Bay, donde después de un agradable paseo por la playa nos encontramos con una familia de leones marinos con bebe y todo.


Leones Marinos Catlins Waipapa Point

Unos leones marinos tomando el sol en Waipapa point


familia leones marinos Surat bay Catlins Nueva Zelanda

Compartiendo la playa de Surat Bay con una familia de leones marinos


Para ver delfines: Porpoise Bay

Aquí, habita la especie de delfines más pequeños del mundo, los delfines Héctor. Como todos los delfines, van nadando siempre en grupo, pero lo que les diferencia del resto es que lo hacen muy cerca de la costa. Se han acostumbrado tanto a los surfistas y bañistas que no dudan en pasar entre medias de ti y jugar con las olas a tu lado. Nosotros en cuanto los vimos nos lanzamos al agua y, aunque estaba un poco fría, no olvidaremos jamás esta experiencia de nadar con delfines en su hábitat natural. Lo especial de este sitio es que estos delfines viven ahí, garantizándote ver y, si quieres, nadar con delfines casi cualquier día del año.


Lo que más nos asombra de Nueva Zelanda es que puedes ir a la playa y nadar dos días seguidos con delfines en su hábitat natural como si nada. #nadandolibres #hectordolphins #momentodeldia

A post shared by Descubriendo El Viaje (@descubriendoelviaje) on


Para ver pingüinos: Curio Bay y Nugget Point

En Curio Bay puedes ver dos especies de pingüinos, el pingüino azul y el pingüino de ojos amarillos. Aunque si vienes en verano, tienes más posibilidades de ver el segundo (nosotros vimos el pingüino azul en la península de Otago).

Los Hoiho o “yellow eyed penguins” son los más raros del mundo ya que, a diferencia del resto, ponen sus nidos en el bosque. A la altura del bosque fosilizado, también digno de ver, han facilitado una zona donde poder ver (¡gratis!) a estas criaturas llegar después de su jornada de pesca a alimentar a sus menores. Es increíble ver y oír a las crías hambrientas esperando a sus progenitores y cómo estos últimos se acercan, siempre a paso lento, a alimentarlos.

Sin embargo, el ver pingüinos en su hábitat natural no siempre es una garantía. Nosotros no tuvimos la suerte de verlos en Nugget Point, pero dicen que si eres paciente suelen aparecer por ahí también. Lo que sí vimos fueron un montón de focas y unas vistas desde el final de la ruta que no nos dejaron indiferentes.


crías pingüinos de ojos amarillos Curio Bay Catlins Nueva Zelanda

Las crías de pingüinos de ojos amarillos esperan pacientes a la llegada de sus padres


Pingüino de Ojos amarillos adulto Curio Bay Catlins

Al ponerse el sol los pingüinos de ojos amrillos adultos vuelven a sus nidos para alimentar a sus crías



La mejor cascada y la mejor cueva : McLean Falls y Cathedral Coves

En términos de naturaleza es difícil decidir pero si tenéis poco tiempo estas son nuestras recomendations. Ni que decir tiene que esto es nuestra opinión, pero quizás lo más impresionante con respecto a formaciones rocosas sean estas dos. Las McLean Falls son las más grandes de la región y la ruta hasta allí es fácil. Una vez llegas, hay un sendero que te permite llegar hasta donde se origina la cascada. Esto ya no es tan fácil pero ¡merece la pena!.

Acceder a las Cathedral Coves requiere más organización. Están ubicadas en un área privada que permite la entrada a turistas durante marea baja. Tienen 30 metros de alto y son conocidas mundialmente por su profundidad, cualidad que ha hecho que esta zona sea de las más turísticas en Catlins.


Cascada McLean Catlins Isla Sur Nueva Zelanda

Montse en las McLean falls. Una de las mejores cascadas de Nueva Zelanda


Cathedral Cove Catlins

Jugando con las sombras en Cathedral Cove en la región de Catlins


Poco más que añadir de esta maravilla de sitio. Sin duda, para nosotros está en el podium de “los mejores sitios de Nueva Zelanda”, ya que te permite interaccionar de verdad con la naturaleza y compartes tus días con animales en vez de con gente.


Consejos viajeros: Si tienes pensado venir a The Catlins...


¿Te ha gustado?, ¿quieres saber algo más? Escríbenos un comentario