Descubriendo el viaje Descubriendo el viaje

Los 10 mejores sitios para visitar en Nueva Zelanda

Si hay un país perfecto para los amantes de la naturaleza, es Nueva Zelanda. Desde cualquier punto cardinal en el que empieces tu ruta, encontrarás impresionantes contrastes naturales con alucinante flora y fauna salvajes. Es el país con más variedad de escenarios en el que hemos estado, ya que nos ha permitido disfrutar de la arena fina del desierto, del hielo gélido de los glaciares, de los bosques en las montañas más altas y de lagos multicolores.

Es difícil hacer una lista de los mejores sitios porque, ante tanta variedad, depende mucho de lo que cada uno valore. En nuestro caso, nos encantan los contrastes y visitar lugares que nos permitan ir por libre y recorrerlos a fondo. A modo de guía os dejamos una lista de nuestro Top 10 de Nueva Zelanda. Una lista muy personal, hecha tras visitar el país durante dos meses y después de pensar mucho mucho para acotar el número a sólo 10.

¡Ahí va!

10. Ninety Mile Beach y Cape Reinga

Esta playa de 108 km situada en la isla norte es de una inmensidad que te deja sin palabras. A un lado tienes el océano y al otro, el frondoso bosque Aupouri y las dunas gigantes de Te Paki. Tanto la playa como el cabo son lugares muy importantes en la cultura espiritual Maorí y están cargados de simbolismo.

Cape Reinga, también conocido en Maorí como Te Rerenga Wairua, significa en español “el sitio por donde saltan los espíritus”. Los Maoríes creen que cuando mueres, tu alma emprende un camino hacia el inframundo por la ninety mile beach para llegar al árbol de más de 800 años que está en Cape Reinga, trepar por sus raíces y así poder saltar al océano y regresar a su patria ancestral de Hawaiki. Cape Reinga es un sitio sagrado e importantísimo en la cultura maorí que, además, te permite disfrutar de espectáculos naturales como el choque de aguas entre el mar de Tasmania y el sur del océano Pacífico.

camino faro cape reinga

Camino al faro de Cape Reinga


arbol espiritus cape reinga

El arbol por donde saltan los espíritus


9. Rotorua

Este es el mejor sitio para conocer bien a fondo la cultura Maorí. Rotorua está situada en una de las regiónes con mayor actividad sísmica del país, provocando que la ciudad tenga ese distintivo “olor a huevo podrido” que tanto asombra al llegar. Nosotros fuimos a un poblado Maorí donde todavía vive gente, se llamaba Whakarewarewa. Llegamos un poco escépticos y con miedo a que fuera más una puesta en escena que un poblado real, pero nos sorprendió para bien. Vimos hakas y otras danzas típicas y nos explicaron cómo cocinan usando el calor y los gases de las fuentes termales que hay ahí. Sin duda es una experiencia diferente que recomendamos. Sin olvidar la obligada visita a Wai-O-Tapu, la maravilla geotermal por excelencia de la zona.

Wai-o-tapu piscina termal rotorua

Una de las piscinas 'radioactivas' de Wai-O-Tapu


Haka Nueva Zelanda Whakarewarewa

La famosa haka neo-zelandesa nos puso los pelsode punta


8. Las Poor Knights Islands

Sea aquí o en la Bay of Islands en la isla norte, recomendamos hacer buceo en alguna de estas zonas. Podéis leer todo acerca de esta experiencia buceando en Nueva Zelanda. Otro sitio muy popular para bucear es Milford Sound. Para gustos colores pero nosotros nos decidimos a bucear en el norte por un tema de precio (en el sur era más caro), de temperatura (cuanto más vayas al sur más fría esta el agua) y por claridad (en Milford Sound hay mucha vegetación, lo que dificulta la visibilidad bajo el agua). Además, como comentamos en nuestro post sobre Milford, fuimos a un observatorio submarino así que pudimos ver algunas de las maravillas subacuáticas típicas de esa zona sin mojarnos.

Buceando Poor Knights Islands

Visitar el mundo subacuático en Nueva Zelanda es impresionante


7.El desfiladero de Haast

Esta fue una de las sorpresas de nuestro viaje. Lo que parece una mera conexión entre los glaciares Franz-Joseph y Fox con Wanaka, termina siendo un camino de ensueño. Esta carretera atraviesa los Alpes Neozelandeses y ofrece unas vistas únicas. Conduces rodeado de bosques, lagos y cascadas, y hay paradas cada cinco minutos con sitios de interés o simplemente con vistas que te obligan a parar. Paradas obligatorias son la Thundercreek Fall, una cascada inmensa, y las Blue Pools, conjunto de piscinas naturales de agua cristalina a quince minutos de la carretera. Esta última es la parada más popular ya que hay un puente desde donde puedes saltar, ¡100% recomendado!

Desfiladero de Haast Nueva Zelanda

El desfiladero de Haast


saltando desde el puente blue pools nueva zelanda

Subidón de adrenalina desde el puente en las Blue Pools


6. Wanaka

Wanaka es una ciudad pequeñita, que tiene de todo pero sin el turismo excesivo que te encuentras en su vecina Queenstown. El balance ciudad-naturaleza es perfecto, y el centro tiene muchas cosas para visitar. Una de ellas es el simbólico árbol solitario del lago de Wanaka, probablemente el árbol más fotografiado de Nueva Zelanda. Wanaka es la última parada del desfiladero de Haast, y, al estar tan cerca de los alpes, ofrece rutas de montañismo que quitan la respiración. Nosotros hicimos la ruta hacia el Rose Peak, probablemente una de las mejores vistas desde la cima que hemos visto nunca, pero hay muchas otras.

El famoso árbol de Wanaka

El famoso árbol de Wanaka


camino Rose Peak Wanaka

Camino a la cumbre del Rose Peak


5. Abel Tasman National Park

Este parque nacional situado al norte de la isla sur no se puede dejar de paso. Nosotros hicimos una ruta de un día y nos encantó, para saber más mira nuestro post sobre la Abel Tasman Coast Track. En este país todos los parques nacionales merecen visita, pero al tener tiempo limitado hay que organizarse y elegir bien. Abel Tasman es diferente al resto porque está al lado de la costa y la mezcla del mar con la vegetación frondosa y las montañas lo hacen único.

Abel Tasman National Park

Adentrándonos en las maravillas de la Abel Tasman Coast Track


4. The Catlins

Para nosotros Catlins es sinónimo de vida salvaje. En vez de pasear por la playa con gente, lo haces con leones marinos. En vez de bañarte con turistas, te bañas con gente surfeando y delfines jugando alrededor. En vez de disfrutar de las puestas de sol en la orilla del mar, las disfrutas sentado/a en rocas esperando a que los pingüinos lleguen de su día de caza a alimentar a sus crías. Este área fue una de las más remotas que visitamos, pero sin duda merece la pena llegar hasta allí. Si quieres saber más de nuestra experiencia en The Catlins mira nuestro blog post sobre Catlins

Leones Marinos Catlins Waipapa Point

Unos leones marinos tomando el sol en Waipapa point


familia leones marinos Surat bay Catlins Nueva Zelanda

Compartiendo la playa de Surat Bay con una familia de leones marinos


3. Tongariro National Park

Seguro que no es sorpresa que este parque nacional haya ganado la medalla de bronce en nuestro ranking. Como podéis leer en nuestro post sobre nuestra experiencia por el Parque Nacional del Tongariro nosotros hicimos el Alpine Crossing con el monte Ngauruhoe, por lo que vimos bastante. A pesar de ser volcánico y no tener mucha vegetación, al menos en la primera parte, la mezcla de colores de los cráteres y los lagos hacen que no eches de menos nada. Para nosotros, lo mejor de la isla norte.

Aquí con #sauron a 2287m en la subida más difícil que hemos hecho nunca #elseñordelosanillos #montedeldestino #tongariro #momentodeldia

A post shared by Descubriendo El Viaje (@descubriendoelviaje) on


2. Lake Pukaki con Mount Cook

Son cosas diferentes pero creemos que visitarlo como conjunto duplica su valor. El lago Pukaki es de un azul intenso característico del agua del glaciar y es de una extensión significante. Ese azul del lago con las montañas blancas del Monte Cook al fondo crean una imagen mental difícil de olvidar. Pero si a eso le sumas pasar la noche en la orilla del lago y ver la puesta de sol... poco más se puede pedir. El camino desde el lago Pukaki al Mt Cook es de media hora conduciendo y desde la carretera ya ves los múltiples glaciares del monte. A no ser que seas un escalador profesional, sólo hay una ruta que te permite acceder al valle más cercano del Mt Cook. Es una ruta sencilla y bien adaptada para todos, pero no por ello es menos atractiva. Caminas entre glaciares, cruzas tres puentes colgantes y, si tienes buen dia, ves el pico del Monte Cook desde todos los ángulos. Nos resultó curioso que la gente se centrara en visitar los glaciares de la costa oeste, que en comparación son mucho más pequeños. Sin duda mejor venir al Mt Cook y disfrutar de no sólo uno, ¡sino de múltiples glaciares a la vez! Para los más intrépidos está la opción de ir en helicóptero y verlo desde las alturas…¡ahí lo dejamos!

1. Milford Sound

Es turístico y hay mucha gente, pero por mucho que odiemos eso no podríamos darle el primer puesto a otro lugar. Lo bueno es que tienen todo muy controlado, y, al estar en una ubicación tan remota no te da sensación de agobio en ningún momento. Para evitar aglomeraciones nosotros madrugamos e hicimos un tour en un barco pequeño. Te contamos todo en este post por si estas interesado. Pero el encanto no sólo está en el barco o la costa, está en el camino hasta allí. Para nosotros es imprescindible parar por el camino para vivir del todo la experiencia Milford Sound. Algunas de las paradas que más nos gustaron son las siguientes: Eglinton Valley, Mirror lakes, Knobs Flat, Monkey Creek y The Chasm. Cada una tiene su encanto y te da una perspectiva diferente de la zona. Los Mirror Lakes reflejan el pico Mitre y en un día soleado es una estampa perfecta.

Cataratas en el Fiordo de Milford Sound

Milford Sound en todo su esplendor


Ha sido bastante dificil cerrar este ranking porque Nueva Zelanda es un paraíso para los viajeros. Muchos de los sitios que hemos visitado se han quedado fuera de nuestro top 10 pero eso no quiere decir que no merezcan la pena verlos. Si quereis saber más sobre algunos de los lugares que no hemos puesto aquí no dudeis en visitar nuestro apartado exclusivo de Nueva Zelanda. ¡Ah!, y si también habeis por Nueva Zelanda nos encantaría saber qué añadiríais o quitaríais de nuestro top 10. ¡Felíz viernes!


¿Te ha gustado?, ¿quieres saber algo más? Escríbenos un comentario